José Luís Espejo - Manuel Capdevila: la Virgen de Montserrat, patrona de España

Manuel Capdevila: la Virgen de Montserrat, patrona de España

La proyección de Montserrat hacia fuera de Catalunya la he encontrado documentada ya, a partir de los Trastamara.

“Pero López de Ayala” (1332-1407), se puede encontrar a alguien más pro Trastamara que quien dejó a su señor Pedro el Cruel cuando este huyó a Francia y después de Montiel fue premiado por Enrique con tierras y títulos! (estaba enparentado con Fernando el Católico, en línea ascendente indirecta). He aquí el estribillo de sus -Cantares a la Virgen-:”Sennora con humildat -e deuoto coraçón- prometo a Montserrat -yr facer mi oraçión-”

Fernando de Antequera, encontrándose malo decidió volver a Zaragoza, pero antes se hizo subir a Montserrat en camilla y una vez confesado y comulgado pasó allí la noche, muriendo en Igualada al día siguiente. Sus sucesores (Alfonso el magnánimo, Juan sin fe, los Reyes Católicos) también profesaron a “la Moreneta” una gran devoción. A propósito, San Ignacio de Loyola se inició en Montserrat (aparte de la cueva de Manresa) y el emperador Carlos I de España y su hijo Felipe, murieron con una imagen (vela) de la Virgen de Monserrat en las manos. Carlos I pagó la reforma del Monasterio y Felipe la terminó incluyendo la costosa obra civil de la explanada (1562-1587).

Los Borja (señores de Xàtiva aunque de origen oscense) y Fernando el Católico dedicaron la capilla de “nostra signora in monte” arriba de la escalinata formando parte de la Plaza de España -tomó ese nombre por ser un regalo de Fernando- a la Virgen de Montserrat.

Imaginemos a Rodrigo de Borja (Alejandro VI) erigiendo una plaza dedicada a España, con una capilla a la Virgen -que para él representaba a España-: la Moreneta, con esa dedicatoria, podría haberse llamado, también plaza de Cataluña, pero para Rodrigo de Borja “rey de Cataluña y rey de España”, eran la misma cosa, y la virgen que representaba a España en el siglo XV era la virgen de Montserrat España como potencia, en ese momento (basado únicamente en las conquistas de Italia) era el antiguo imperio catalán (Corona de Aragón). A Fernando en Roma se le consideraba pues Rey de España -aunque de Castilla sólo fue rey consorte, y luego regente-.

Aparte, los Borja iniciaron la construcción de la Basílica de Santa Maria di Monserrato, en Roma, en la vía Monserrato. No la dedicaron ni a la Virgen del Pilar, ni a la “Maredeueta dels Desamparats”, sino a la Moreneta. Se terminó el s.XVI, y desde 1881 allí descansan sus restos, dejados en una caja común en los sótanos del Vaticano durante 400 años.
En fin, de lo antedicho podemos inferir que la patrona de España durante unos cuantos siglos, fue la “Moreneta”, siendo “la Pilarica”, como patrona de España, un invento del siglo XVIII y lo del “dia de la raza” un invento del s.XX .

Por otro lado, era el 12 de octubre del calendario juliano, pero por el concilio de Trento, al dia 4 de octubre de 1582 -la noche más larga de la historia, en ella murió Santa Teresa- le siguió el dia 15 del calendario gregoriano, por lo tanto Colón llegó a Guanahaní el dia 22 de nuestro calendario.

De hecho hasta el 13 de octubre de 1640 (guerra dels segadors) no apareció el “voto” de guardar memoria de la aparición de la Virgen el 12 de octubre, y no fue hasta el 27 de Mayo de 1642 que se nombró a la virgen del Pilar patrona de Zaragoza. En 1675 Clemente X ordenó que el 12 de octubre se hiciera una procesión general. Roma concedió “el rezo” a la Virgen del Pilar en 1723. Pero hubo que esperar hasta 1739 para que Clemente XII declarara oficialmente el 12 de octubre “fiesta propia del santuario” (Felipe V murió demente en 1746). La basílica actual se inauguró el 5 de enero de 1916.

Cualquier documento que esté datado o haga referencia a una fecha anterior a 1640 (Zaragoza) o 1739 (toda España), diciendo que Colón llegó a América el 12 de octubre “festividad de la Virgen del Pilar”, carece de rigor histórico. Por ejemplo en wikipedia.es/virgen del pilar, aparece ésta en el monumento a Colón de Madrid bendiciendo su empresa, anacronismo que no quieren corregir... Ésta es la historia que nos quieren hacer creer... Cuando está perfectamente documentado que Colón se encomendó a la Virgen de la Cinta de Huelva (Diario de Colón- Bartomeu Casaus)

Se desconocía la historia primitiva del Pilar (hay muchos documentos apócrifos) hasta que en el s.XIX, el “arenyenc” Padre Fidel Fita (jesuíta-archivero-director de la Biblioteca Nacional), sacó a la luz unos papeles de Vallvidrera datados el 26 de junio de 987 del testamento de Moción, hijo de Fruya que mencionan a la virgen del Pilar.
Hay un hecho, de por sí curioso, y es que San Braulio obispo de Zaragoza (muerto el 651), escribió un documento que recoge todas las devociones de su diócesis, en el que no aparece la Virgen del Pilar, y además está documentado que la imagen actual de la virgen es del s.xv (1453).

Así como los Trastámara y los Austrias durante cuatro siglos habían tenido una gran devoción a la “Moreneta”, (a ella está dedicada también la capilla del palacio imperial de Viena), Felipe V, que por razones obvias, no compartía con ellos la idea de tener la misma patrona que los catalanes, no paró hasta conseguir que Roma ensalzara a la “Pilarica” -que a la sazón tenía tan solo un pequeño templo en Zaragoza- a la categoría de patrona de España, no escatimando gastos y boato sus sucesores en la construcción de la Basílica del Pilar que se inauguró reinando Alfonso XIII.

Lo de Felipe V es histórico (ver Enciclopedia Espasa), pero Carlos III, más sensato, quiso corregir esa aberración y lo dejó en tablas, poniendo como Patrona de España a la Inmaculada Concepción… (otra advocación - ya que virgen sólo hay una), ya se encargarían Borbones posteriores de quitarle protagonismo a la Moreneta en su Basílica de Roma aunque no pudieran conseguirlo…

El edificio actual se terminó en el s.xvi con el nombre de Chiesa de Santa Maria in Monserrato - Iglesia de Santa María de Montserrat -, en la calle de l'Ospedale, que acabó cogiendo su nombre (el que tiene hoy dia, Víale Monserrato). Fue construída en honor a la Virgen que se venera en el Monasterio de Montserrat, en Cataluña. Era una institución centro de acogida para los peregrinos españoles, en especial aquellos pobres o enfermos, y para representantes de diversa procedencia y rango social que provenían de Catalunya, Valencia, Baleares y Aragón, es decir acogía principalmente los peregrinos que provenían del Reino de Aragón.

En 1807 se le fusionó, otra institución separada, fundada a su vez al final de la Edad Media por Alfonso de Paradinas(+1485, nombrado en 1469 obispo de Ciudad Rodrigo), la Iglesia de Santiago y San Ildefonso de los Españoles, alegando que amenazaba ruina (falsa excusa ya que ese edificio es actualmente la Iglesia de Santa María del Sagrado Corazón), situada en la Plaza Navona, que acogía principalmente los peregrinos que provenían del Reino de Castilla.

Debido a sus orígenes y actividades, ambos centros establecieron rápidamente relaciones con las instituciones de sus dos reinos, adquiriendo de ese modo, cada vez con mayor intensidad, el carácter de iglesias "nacionales". Pero después de la clausura de la iglesia de Santiago en 1798 (por presunta amenaza de ruina), el Papa Pío VII aprobó su unión canónica con la de Montserrat, en 1807. Posteriormente, decretada la definitiva clausura de la de Santiago en 1817 y su venta en 1878, se mantuvo como única iglesia nacional española, la de Montserrat, cuyo nombre oficial en España pasó a ser Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat, ya que se le había añadido en 1807, como se ha dicho, la titularidad de Santiago, pero en Italia siempre será: Chiesa de Santa Maria in Monserrato de gli Spagnoli.

Hoy día la Casa Real Española también la llama “Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat”, con la excusa ya explicada del trasladado de Santiago al templo de la Moreneta el siglo XIX. ¡Que ignomínia!, pero por más que algunos pretendan lo contrario, seguirá siendo siempre la Basílica de la Virgen de Montserrat!.
Por cierto, el destino es impredecible, después del daño que hizo Felipe V a Cataluña, un descendiente suyo –Alfonso XIII, el que había inaugurado la fastuosa Basílica del Pilar desterrando efinitivamente a la Moreneta como patrona de España-, tuvo que pasar 53 años enterrado bajo la advocación de la patrona de Cataluña, en esa Basílica. Cuando se exhumaron sus restos en 1994 para traerlos a España, la prensa española supo silenciar el lugar donde había estado enterrado.

Las habitaciones de los Borja permanecieron tapiadas durante cuatro siglos, una vez restauradas, se abren al público el 27 de abril de 2006, el día de la Moreneta, no el dia de Santiago –es decir el Vaticano lo hace conociendo la relación Borja-Monserrat-Patrona de España, pero la prensa española no lo explicita, como si fuera una fecha escogida al azar. Si se considerase a los Borja enterrados en el “Templo de Santiago”, se habría hecho el 25 de julio.

A los Borja en Roma se les consideraba catalanes (bajo su mandato en el Vaticano se hablaba catalán: “oh Dio la chiesa in mani dei catalani”). España les debe mucho (en 1492 América era legalmente para Portugal, si no hubiera sido por las “Intercaetera” de Alejandro VI y su línea de Tordesillas). Ya va siendo hora de que se rehabilite su memoria, Papas con hijos naturales o que dieran cargos a sus sobrinos, los ha habido a puñados, y no creo que César y Rodrigo tuvieran necesidad de acostarse con Lucrecia, teniendo a todas las damas de Italia a su disposición. Muertes “inesperadas”, las ha habido siempre (Príncipe de Viana...), incluso en el s.XX (Juan Pablo I). Sus victorias, su apoyo a Fernando y el hecho de ser catalanes (no italianos), les crearon muchos enemigos, que a su muerte se ensañaron con ellos, llegando al extremo ya mencionado de tapiar sus habitaciones y dejar sus restos dando tumbos por los sótanos del Vaticano, durante cuatro siglos. Son los únicos Papas (de Roma) no enterrados en el Vaticano, y ha habido Papas peores que sí lo están.

Explicación de internet: “La Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat” tiene su origen en la fusión de dos instituciones, Santiago de los Españoles y Santa María de Montserrat, fundadas en Roma a finales de la Edad Media como centros de acogida de peregrinos españoles. Por su origen y actividad los dos centros pronto adquirieron el carácter de iglesias nacionales. Dispuesta en 1817 la clausura de la iglesia de Santiago por amenaza de ruina se ordenó su venta en 1878, permaneciendo como única iglesia española la de Santa María de Montserrat, a la que se unió en 1822 la otra titularidad. Hoy, Santa Maria in Monserrato degli Spagnoli es la Iglesia Nacional de España en Roma”.

VOLVER