José Luís Espejo - NOTAS HISTÓRICAS DE ANDRÉS CERVILLA

NOTAS HISTÓRICAS DE ANDRÉS CERVILLA

Estas notas fueron escritas a mano, con buena letra, por un amigo, hace muchos años. Las he recopilado para ti, amig@, puesto que pretendo demostrar que la Historia no tiene por qué ser un "coñazo". También puede ser un pasatiempo divertido (además de instructivo).

ORIGEN DE LA TORTILLA DE PATATAS

El vocablo "tortilla" proviene del latín "tortilla", es decir, "pequeña torta de pan", que a su vez deriva del término griego "tortidion", que viene a significar "panecillo".
Contrariamente a la opinión popular, la tortilla no se descubrió por azar, sino que fue fruto de las investigaciones culinarias llevadas a cabo por uno de los llamados Siete Cocineros más importantes del mundo antiguo. Su invención es atribuida a Cigofilo, también conocido como "el maestro de los huevos" (según cuenta el gramático griego Ateneo en su obra "El banquete de los sabios", del siglo III). Cigofilo no sólo ideó la tortilla: también el huevo pasado por agua, y el huevo duro.
Fue prohibida en el Concilio de Aquisgrán, el 917. El papa Julio III, en 1553, dijo que la tortilla era un alimento válido para los días de vigilia. Como anécdota cabe decir que este Papa era un adicto a las de cebolla.
La tortilla de patatas es reciente. Fue inventada por el general carlista Tomás de Zumalacárregui en 1829.

CRISTINA DE SUECIA

Estando un día comiendo, Cristina de Suecia pensó en hacer dos cementerios en su reino: uno para las personas que cometieron errores, y otro para las que no los cometieron. De esa forma ahorraría trabajo a Dios.
NOTA: Según las malas lenguas, ese día se comió dos capones, una buena porción de pescado salado, y para postre, pastelitos y dos manzanas. Además, según la "Vida de los grandes monarcas", su ropa interior era de seda.

VICTORIA DE SAMOTRACIA

Un pueblo que da la absolución a Friné, al exhibir su cuerpo desnudo (mostrando la medida de su belleza, aunque sólo sea para la mayor gloria de Praxíteles), tiene que ser un pueblo grande. Muchas veces tengo que volver los ojos a Grecia para encontrar razones, y lo que es más importante: motivos. No hay nada de romanticismo en ello. No soy un aprendiz de Byron. Si Egipto me fascina, Grecia me seduce. Byron vio en Grecia su grandeza; yo sólo trato de comprender su medida. Aunque me temo que sólo encontraré la forma. ¡Ya sé que los romanos dieron la medida!
¡Sólo hay que observar la Victoria de Samotracia! Es de mármol de Paros. En realidad se trata de un trofeo para conmemorar la batalla que Demetrios, hijo de Antígono, libra contra la flota egipcia. De pie, en la alta proa de un navío, esta figura de mujer, que ha perdido su cabeza y sus brazos, debía de sostener con uno de ellos la larga trompeta del triunfo. Avanza con las enormes alas extendidas hacia atrás, cuyas plumas tiemblan al viento, sintiendo sobre su cuerpo el látigo suave de la túnica transparente, que la brisa agita con furia y tuerce en caprichosos rizos.

HEMORROIDES DE OLIVER CROMWELL

¿Es verdad que las hemorroides de Oliver Cromwell cambiaron la Historia de Inglaterra? ¡Sí y no! De alguna manera sus hemorroides actuaron de "efecto mariposa", pero si pensamos en el principio de incertidumbre de Heisenberg, vemos que no podemos medir su repercusión a lo largo del tiempo. O dicho de otra manera, sólo podemos contar con el "cálculo de probabilidades".

EL CALENDARIO

La Tierra no gira alrededor del Sol en 365 días, ni en 365 y un cuarto, sino en 365 días, 5 horas, 48 minutos, 45,96768... segundos. Todas las civilizaciones han tenido que resolver este problema, lo que demuestra que el calendario no posee un principio arbitrario, pues se basa en el movimiento de los planetas. La rotación de la Tierra impone una división del tiempo en días, pero la clasificación de esos días en grupos de siete, de cinco, o de diez, sí es una decisión arbitraria. En la medida en que 365 no es divisible por 52, todos los años hay un día adicional que desplaza a las semanas. Por eso un martes de 1997 será miércoles en 1998, jueves en 1999, etc. Salvo en los años bisiestos ("bisiesto" quiere decir "dos veces seis").
Cuando el año 45 aC. Julio César reforma el calendario romano, sienta las bases del calendario actual: un año supone 365 días y un cuarto. César no tiene en cuenta las horas y los minutos adicionales a 365 días exactos (5 horas y 49 minutos), por lo que cada cuatro años incorpora un día adicional. El sistema funciona más o menos bien, pero añade subrepticiamente once minutos y catorce segundos a la duración de cada año (más o menos, siete días por milenio).
Durante el siglo XVI, en la época del papa Gregorio XIII, el calendario juliano había acumulado diez días de más. En 1578 Gregorio encomendó al jesuita Christoph Clavius la tarea de idear un nuevo sistema más exacto. El nuevo calendario fue promulgado en 1582. Suprimía diez días del año en curso (los comprendidos entre el 5 y el 14 de Octubre). ¡Aquel año, al 4 de Octubre le siguió el 15 de Octubre!
Dionisio el exiguo (que solía cenar todas las noches pan, miel y leche de cabra), allá por el siglo VI, por órdenes del papa Juan I elaboró la cronología cristiana de la Historia humana, estableciendo como hito fundamental la llegada de Cristo. Sitúa la fecha del nacimiento de Jesús el 25 e Diciembre del 753 ab urbe condita (desde la fundación de Roma), y el comienzo de la era cristiana ocho días más tarde (el 1 de Enero del 754); es decir, el supuesto día de su circuncisión. El 1 de Enero era asimismo, y no por azar, el día del año nuevo en el calendario romano. Esta decisión, perfectamente legítima en su tiempo, se convirtió en una fuente interminable de debates para las generaciones futuras.
En efecto, cuando establece una nueva era el 1 de Enero del 754 auc., ese día se convierte en el 1 de Enero del año 1. Y por eso nuestros siglos y milenios empiezan por 01 y no por 00. Si Dionisio hubiera establecido como año primero el año 0, las polémicas sobre el inicio de los siglos y de los milenios no tendrían razón de ser.

ANTROPÓFAGOS DE OCEANÍA

Dice Julio Camba, en uno de sus libros: "Los hombres más leales, más sinceros, más nobles, más candorosos y más buenos del mundo se los encontró el capitán Cook en Oceanía; pero estos hombres tenían un pequeño defecto: eran antropófagos". Muchas veces nos pasa que confiamos en los hombres de Oceanía, porque creemos ver en ellos buenas y simpáticas costumbres, pero acabamos saliendo del lance con un brazo moral de menos, o con una pierna de buena voluntad carcomida.

LOS PEDOS EN LA HISTORIA

Nitrógeno (50%), dióxido de carbono (40%), metano e hidrógeno (10%). Ésta es la composición química de un pedo corriente. Pensando que por término medio las personas ventosean unas diez veces al día y unas 3000 veces al año, podemos considerar que a lo largo de la vida dejamos escapar unos 225.000 pedos. Hay casos raros, como el del francés Joseph Pujol, más conocido como "Le Petomane", que solía tirarse 230,50 pedos diarios según los médicos de la Sorbona. Sería interesante calcular la repercusión de las flatulencias de la población mundial (en constante crecimiento) en la formación del llamado "efecto invernadero".
Como precedente histórico de su regulación, el emperador Claudio promulgó un edicto titulado "Flatum crepitumque ventris in convivio meltendis".

A PROPÓSITO DE LA PALABRA "CHAUBUNAGUNGAMRUG"

Este término significa "Tú pescas en tu orilla; yo pesco en la mía; nadie pesca en el medio: no hay problemas".
Cultura antes que civilización: la noche de Walpurgis humana.
Durante muchos años he tratado de comprender los rasgos humanos. Cada especie deja y transmite huellas, por vía genética y cultural. Cada especie está dotada de un repertorio de símbolos, de ritos, de costumbres, que a su vez varían de un grupo a otro. Cada especie obedece a sistemas de intercambio completamente abstractos y, por decirlo así, ideales. Cada especie está provista de un arsenal reflexivo que le permite decidir sobre la oportunidad de sus actos.
En lo que respecta a los mamíferos y los artrópodos, se les otorga un estatus sociológico que permite asimilarlos, según la percepción de cada cual, y del uso que se haga de él, a la mujer, al hombre de color, al proletario, al burgués... Es decir, al otro, aunque en ocasiones también a uno mismo. Lo cual confirma que el género humano constituye un bestiario eminentemente diversificado y estrictamente compuesto.
Sin embargo, es cierto que el hombre tiene unas capacidades de reflexión "distintas" (cosa que a la Naturaleza le tiene sin cuidado). Es al hombre a quien le tendría que importar la opinión de la Naturaleza (y no sólo la de sus competidores). ¡Chaubunagungamrug!

ORIGEN DE LA EXPRESIÓN "PIRULERO"

"Perulero" expresa algo así como "peruano". O bien, se refiere a la persona que ha hecho fortuna en Perú, y regresa al país.
En cambio, "pirulero" proviene de "Antón pirulero", un criminal granadino que mató a su mujer en 1860, descuartizándola y vendiendo su carne como si se tratara de un carnero. De aquí la canción:

Antón, Antón
Antón pirulero,
mató a su mujer,
la hizo pedazos
la sacó a vender...

El motivo del crimen: ¡sólo le hacía judías para comer! NOTA: no confundir con "pirula" (por ejemplo: "bruja pirula").

BUDISMO Y CRISTIANISMO

Los budistas se preocupan del dominio de su cuerpo por medio del alma. Los occidentales, a partir de Platón, tratamos de dominar el alma controlando el cuerpo. Nada más gratificante para el Cristianismo que la mortificación del cuerpo. Nosotros castigamos; los budistas sancionan. Los budistas no tienen Iglesia: cada uno es su propia Iglesia, y el trato es endógeno (como entre los místicos). Para el Cristianismo, en cambio, la relación es exógena. Para el Budismo, todo es relativo. Para el Cristianismo, todo está escrito. Los cristianos hablan del Dios que ama. Los budistas, de la Idea que comprende.
El hombre nunca ha dejado de buscar a Perséfone. Pero en este "brindis al sol" que es la religión, se pueden connotar lo accesorio y lo principal. Es decir, se puede establecer la base de la psicología social. ¡Veamos! La ciencia, a pesar de postular una neurosis neutral en materia de religión, ha estado jugando siempre con el radicalismo del converso. El mismo B. Russel lo expresa muy bien al afirmar: "Cuando me lo preguntan, tengo dudas en si definirme como ateo o como agnóstico". Aunque lo parezca, no es una respuesta trivial, pues pone sobre el tapete otro tipo de Iglesia: "la Iglesia de la Ciencia", con eminentes practicantes: Locke, Hobbes, Kant, Hegel, NIetzsche, Engels, Marx, o el mismo Einstein. En realidad, la ciencia no ha hecho otra cosa que buscar lo trascendente, la causa última.
En este sentido, el Budismo cumple una función apropiada: armonizar lo que en el Cristianismo siempre ha sido un contencioso: ser dogmático o agnóstico. De ahí que los físicos cuánticos y los relativistas no tengan más remedio que elegir entre Newton y Heisenberg. Los biólogos no lo tienen mejor: tratan de conocer la mecánica de la vida, su mecanismo; pero siguen sin poder responder a la cuestión fundamental: ¿qué es la vida?

EN TORNO A LAS DROGAS

Es curioso que Marvin Harris, en su Antropología Cultural, pase de soslayo algo tan importante como es la cultura de las drogas. Todos los pueblos del mundo han tenido una relación con las drogas casi definitoria. El opio, el cannabis, la coca, el peyotl, la amanita muscaria y tantas otras drogas han estado asociadas al hombre durante siglos, formando parte de sus liturgias o formas socioculturales.
Nuestro propio cerebro fabrica sus drogas, como las endorfinas o encefalinas (péptidos químicamente muy parecidos a los opiáceos).
En Occidente, con el advenimiento del Cristianismo, y su apología del sufrimiento redentor, se pierde el rasgo cultural de las drogas, consideradas como una demonolatría propia de las brujas.
El resultado final de esta pérdida cultural es un absurdo de fatales consecuencias. Véase cómo el alcohol es permitido y el cannabis es perseguido, cuando el primero mata a cientos o miles de personas, y el segundo puede tener incluso aplicaciones terapéuticas. A este respecto, cabe decir que el alcohol ha pasado a tener carácter iniciático en el Cristianismo (no en vano el vino, a través de la transustanciación de la Eucaristía, se convierte en la sangre de Cristo).
Lo mismo cabe decir del tabaco: entre un puro y un porro, el primero es mucho más tóxico. Peter Laurie dice en su libro sobre las drogas: "El principal problema sobre esta droga es que es ilegal".
No defiendo las drogas, pero un estudio de la cultura sin tener en cuenta sus drogas es insuficiente. Y más tratándose del gran Marvin Harris.

EL HUMANISMO GRIEGO

Queramos reconocerlo o no, nuestra idea del bien y del mal es una ubicación cristiana en Occidente, que no contradice la relatividad y la subjetividad de los valores morales. El humanismo griego ha sido un invento histórico, porque nunca pasó de ser una retórica de la ética.
Pienso que Heidegger o Malraux tenían razón en señalar que los griegos no eran humanistas, algo evidente para quien lea cualquier página de Homero, de Sófocles, o hasta de Platón. Me pregunto con Paul Veyne si es cierto que los griegos creían en sus dioses.
El mismo ateísmo cristiano es su grandeza. Es el que ha dado la forma del humanismo que conocemos hoy en día. El bien y el mal es cristiano. La no veracidad de la Biblia no tiene relevancia. Don Quijote puede existir hoy sin necesidad de Cervantes. La realidad, siempre sujeta a la génesis.

OSCAR WILDE

Oscar Wilde fue requerido un día por cierto editor para que modificase determinado pasaje de una de sus obras, y el autor de "El retrato de Dorian Gray" arguyó:
"¿Quién soy yo para mutilar un clásico?"

ORIGEN DE LA CULTURA MINOICA

Estoy totalmente convencido de que las fuentes de la cultura minoica están en Anatolia. Sin lugar a dudas las bases de relación entre Catal Hüyük y Hacilar con Creta y el mundo minoico son un hecho. Nunca, en ningún caso, Creta fue la matriz de Grecia; lo contrario es cierto: Anatolia sí fue la cuna de Creta. Festos, Cnossos, Mallia, Hagia Triada... Toda Creta nos habla de dos formas de pensar distintas. No son griegos ni micénicos. ¡Qué tontería poner la cultura de Sesklo y de Dimini en línea!

ORÍGENES DE LA CIENCIA

La primera universidad del mundo estuvo en Egipto (Menfis). En el 2500 aC. los egipcios conocían los cuatro elementos de Empédocles. Podemos considerar que fue la impronta griega la que dio carácter de ciencia al conocimiento, introduciendo el método experimental. Pero este criterio es erróneo. Hoy se sabe que los egipcios sabían calcular el tronco de la pirámide, con lo cual debían conocer la matemática experimental. Basta con pensar en el cálculo de medidas de las pirámides para reconocer lo singular de sus conocimientos.
A estos conocimientos nunca se les ha llamado ciencia; son simplemente un saber perdido. Sin embargo, los mismos griegos consideraron a los egipcios "sus maestros". Dilthey dice que la civilización occidental deriva de tres legados: la filosofía griega, el derecho romano y la religión judía. ¡¡No, no y no!! ¡Ésta es una interpretación "light" de la cuestión!

EL MITO DE LOS GIGANTES

El mito de los gigantes (yo hablaría de arquetipos dentro de la psicología profunda) está íntimamente ligado al mito de los héroes (tanto como el mito de los dragones). El héroe siempre tiene que enfrentarse a algo superior a las fuerzas comunes, superarse en su condición humana. Por eso en la mitología lo vemos siempre en pugna con cíclopes o cerberos: es el caso de Jasón, Heracles, Odiseo. En cualquier caso, el gigante es un símbolo iniciático.
Antropológicamente, no hay nada que pueda hacernos pensar en una raza de gigantes. Aunque esta denominación sigue siendo motivo de muchas preguntas sin respuesta.
"Gabía gigantes en la Tierra en esos tiempos" (Génesis,6,4). Es natural que la imaginación del hombre primitivo, al buscar una explicación a características topográficas demasiado vastas para haber sido creadas por el hombre común, las atribuyeran a la obra de seres de tamaño y fuerza sobrehumana. De ahí que en todo el mundo se encuentran leyendas que atribuyen la formación de las montañas (en el mito, la montaña siempre es sagrada), las colinas, las grandes piedras, los lagos, las islas, y casi cualquier forma terrestre, al esfuerzo de los gigantes. Incluso en algunos casos, tales formaciones son consideradas gigantes convertidos en piedra.
La creencia popular en los gigantes fue a menudo reforzada, o quizás incluso creada, por el hallazgo, en los depósitos glaciares, de inmensos huesos de mastodonte, de mamuts, o de otros grandes animales extinguidos.
La tradición germánica es particularmente rica en historias sobre gigantes. Según uno de esos mitos, los gigantes estropearon la primitiva planicie de la Tierra recién creada, al deambular pesadamente sore su superficie, todavía blanda. Por otra parte, las mujeres de los gigantes lloraron al ver las huellas que, en su torpeza, habían dejado sus maridos. Por ello, los valles se convirtieron en ríos: sus lágrimas formaron los cursos de agua. Éste es un ejemplo tan bueno como cualquier otro para ilustrar cuán alejado de la realidad de los hechos está el folklore etiológico.
San Agustín, en "La ciudad de Dios", informa de que no lejos de Cartago ha encontrado un molar gigantesco, tan grande como cien dientes humanos, el cual está expuesto en una iglesia. Escribe lo siguiente: "Esas osamentas antiguas revelan claramente, al cabo de tantos siglos, el tamaño de los cuerpos primitivos". Basándome en una opinión común de los autores antiguos (la afirmación de que la talla de los seres humanos ha disminuido con los siglos), pienso que una gran parte del mito de los gigantes está relacionado con una errónea interpretación de los fósiles. Al mismo Leonardo Da Vinci le produce consternación que circulen esas ideas tan disparatadas.

EL "TIEMPO" ENTRE LOS ANTIGUOS

El "tiempo" ha sido una constante en los estudios y pensamientos del hombre durante toda su Historia. André Leroi-Gourhan, en su interpretación de los "frescos" prehistóricos, señala ciertos signos como espacios computados de tiempo (muy acertadamente, creo yo). Los grandes monumentos megalíticos son claros exponentes de continuidad en el tiempo.
Pero es la escatología egipcia la que a priori evidencia ese algo que supone la linealidad del tiempo. Aunque los egipcios nunca comprendieron el infinito, se movieron muy bien en lo eterno, pues durante 3000 años fueron creadores de un arte que se podría denominar así. Los griegos, por el contrario, aprehendieron lo finito, y con ello el arte de la tragedia.
Los occidentales, que tenemos una clara herencia griega (y en parte también egipcia), hacemos del tiempo una fábula, para subjetivar una serie de realidades que no son de nuestro agrado (la vejez, la belleza, la decadencia física, la muerte). Los físicos, por su parte, nos han dado la ocasión de considerarlo casi como un juego (el espacio-tiempo).
Tal vez son los griegos los que más han sentido el antropomorfismo del tiempo. Al menos, lo han transformado en un principio consciente de su arte, convirtiéndolo en la emoción profunda, o en el dolor físico o moral: que hace doblar la cabeza, que levanta los ojos al cielo, que entreabre la boca para gemir...
Cuando observas la mirada de Kefrén y el halcón (la estatua es de diorita, una piedra muy dura), con sus ojos fijos sobrepasando el misterio del tiempo, te das cuenta de dos percepciones tan diferentes del tiempo como son la egipcia y la griega.

SÓCRATES Y LA FILOSOFÍA OCCIDENTAL

"Tenéis razón al acusarme de suscitar dudas en vez de ofrecer certezas", decía Sócrates. En esta frase está la mitad de la filosofía occidental. La otra mitad, la puso Galileo. No comprendo el rechazo a priori a la Filosofía. Considero que gracias a ella mantenemos las coordenadas del pensamiento racional. La ciencia en estado puro no dice nada: necesita de esa explicación que sólo la filosofía puede dar. A veces se confunde el dogmatismo con la razón de ser, y que conste que yo no creo que la razón de ser sea igual a la razón de estar. Un sentimiento es, aunque no esté. El propio Universo es, pero no está. El tiempo es, pero no está. ¿Dónde está el Universo, y dónde el tiempo? Ser determinista no es lo mismo que ser determinante.

CUESTIONES MÉDICAS

De la "Historia de la cirugía", de Harvey Graham, saco la siguiente historia: "El 14 de mayo de 1796 este practicante (Jenner), campesino poco conocido, inoculó con éxito la viruela de la vaca a un sano chiquillo de ocho años... Por espacio de ocho semanas... Éste continuó su vida habitual. Después le inoculó la verdadera viruela sin que nada sucediese".
En realidad era la varicela de la vaca la que producía la verdadera vacuna contra la viruela.
Semmelrreis fue uno de esos hombres marcados por un destino trágico: terminó loco después de introducir el moderno método de la asepsia hospitalaria. Este pobre hombre ha ayudado a salvar la vida de muchas mujeres, cuando en 1847 formuló correctamente su teoría sobre el origen de la fiebre puerperal.
San Liborio fue el primer urólogo del que tenemos noticia. En un retrato encontrado en Croacia se puede ver la imagen del obispo con un cálculo en la mano, y por la forma en que lo muestra, parece indicar que lo ha extraído. Creo que murió el 391, durante la invasión de los suevos.

LOS AINÚ

La Pérouse, durante uno de sus viajes, se asombró de comprobar la presencia en la isla de Hokkaido (norte de Japón) de una población de rasgos parecidos a los caucásicos europeos. Se trataba de los "ainú", supuestamente los primeros pobladores del territorio japonés. Los ainú tienen una piel de color blanco curtido, ojos a veces oscuros, pero más comúnmene castaño claro o incluso verdoso, pelo abundante, barba larga y espesa, y fuerte pilosidad en pecho y muslos. Su estatura es pequeña (1,58 m.), el cuerpo rechoncho y pesado, y el cráneo tiene una moderada dolicocefalia. Arcos superciliares prominentes, sobre unos ojos que parecen hundidos en las órbitas, y no presentan brida mongólica. Pese a unos pómulos algo sobresalientes, el conjunto de su fisonomía es típicamente europeo.

STONEHENGE

La discusión acerca de los santuarios circulares prehistóricos del sur de Inglaterra no ha llegado a su fin. Hoy, todavía, sigue el misterio. Generaciones de investigadores se han ocupado de la historia de este monumento singular. En los últimos años se han empleado ordenadores para tratar de encontrar una explicación astronómica a este santuario. Su orientación hacia levante, indicando el solsticio de verano, no ofrece dudas. Pero parece muy aventurado sostener que esta construcción fue un gigantesco calendario de piedra, tanto solar como lunar, con cuya ayuda se podría incluso predecir los eclipses de Luna.
Los cálculos de los astrónomos han partido, hasta ahora, de la suposición de que Stonehenge alcanzó su forma definitiva hacia el 1800 aC., y que se basaba en la posición de os astros de aquella época. Si la dendrocronología desmiente esta datación, los cálculos realizados serían erróneos.
La cultura Wessex, de la Edad del Bronce en la cercanía de Stonehenge (Longbarrows), con tumbas alargadas neolíticas, confirma que el gran santuario fue el núcleo de una zona sagrada. No lejos de allí está el enorme complejo de Avebury. La verdadera datación de Salisbury Hill continúa siendo un misterio.

EL MANIERISMO

Cuando Occidente entra en uno de esos estados de falta de ideas, vuelve su cara a Oriente, como si éste se tratase de un asidero frente a sus crisis de identidad. En arte, a este fenómeno se le llama pomposamente "manierismo". Muchos críticos lo interpretan equivocadamente como un estilo desarrollado en el siglo XVI, y lo definen así: "Construcción de personajes alargados e idealizados". No se dan cuenta de que hace 3300 años podemos ver el mismo estilo en la corte de Akenatón, en Amarna.

ÉXTASIS DE SANTA TERESA

Cuando pretendemos aproximarnos a la fisiología del éxtasis, entramos en el campo de las grandes neurosis. Analizando las poesías de Santa Teresa, sería interesante buscar la carga erótica propuesta por el enfoque psicoanalítico, en consideración de los nexos -estrechos- entre el éxtasis y el orgasmo.

SODOMA Y GOMORRA

"Y Yahvé hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego desde el cielo.
Destruyó estas ciudades y toda la hoya, y cuantos hombres había en ella, y hasta las plantas de la tierra... Y... salía de la tierra una humareda como de horno." (Génesis,19,24-28).
De esta forma nos relata el Antiguo Testamento una catástrofe natural ocurrida en Palestina, que ha dado muchos quebraderos de cabeza a los modernos comentaristas, pues aún no se ha encontrado la causa de tal catástrofe.
Las lluvias de fuego, por no hablar de las de azufre, no son algo normal ni durante los terremotos ni durante las erupciones volcánicas. Pero se trata sin duda de un suceso histórico, ya que también escritores paganos tienen conocimiento de él.
He aquí lo que Estrabón, hacia el año 20 dC. relata a este respecto (Estrabón, XVI, pág. 764): "Con arreglo a las tradiciones de los nativos, parece ser verdad que antes hubo en este lugar trece ciudades habitadas; que de la ciudad de Sodoma se conservan todavía las obras de circunvalación, de sesenta estadios; que a consecuencia del terremoto, la tierra fue inundada de azufre caliente y agua sulfurosa procedente del mar; que el fuego se extendió por las rocas, y las ciudades se hundieron en parte, y fueron abandonadas por los que todavía no había huido de ellas".
Desde el punto de vista científico, el fenómeno tiene aquí un aspecto notablemente distinto. Está descrito con muchísima mayor fidelidad que en el Génesis.
Esta historia es también conocida por Ptolomeo: dio el nombre de Sodomorum Lacus al mar Muerto (Ptolomeo,V,16).
Entre los escritores romanos, Tácito hace una mención a la destrucción de Sodoma y Gomorra. En sus Historias (Historia,V,7) figura el siguiente párrafo: "No lejos del mar Muerto, hay unas llanuras que antiguamente fueron fértiles y estuvieron ocupadas por grandes ciudades; pero al parecer, éstas fueron destruidas por el rayo, que las incendió".
Además, Filo, y también Flavio Josefo, mencionan la destrucción de Sodoma. Así pues, se ha de considerar demostrado el carácter histórico de la catástrofe. No se trata de una simple leyenda carente de fundamento.

DEBATE SOBRE LAS FUENTES DEL NILO

El día 15 de septiembre de 1864 se convocó en Bath un debate público para resolver la polémica de las fuentes del Nilo entre Speke y Burton. Como se sabe, Speke murió de un accidente de caza, ante lo cual Burton comentó: "Los más caritativos dirán que se pegó un tiro; los más despiadados dirán que se lo pegué yo".

ORIGEN DE LA FRASE "PELILLOS A LA MAR"

Esta frase aparece en la Iliada a propósito de la disputa que mantuvieron Paris y Menelao por la posesión de Helena. Griegos y troyanos se reunieron para hacer las paces, cortando unos pelillos de cordero, que se repartieron los príncipes troyanos y aqueos.

EL ESCARABAJO PELOTERO EN EGIPTO

Entre el Libro de la Vaca Celestial, del Imperio Nuevo egipcio (que lo considera sagrado), y el papiro de Ebers (que aconseja comérselos), existe una dicotomía entre lo sagrado y lo profano. Creer para el egipcio es una necesidad pragmática, es el orden y la justicia de todo. Es por otra parte, una razón de estado, y el estado de la razón. El escarabajo pelotero es, por ello, un doble símbolo egipcio.

OVEJAS MERINAS

Estudios efectuados en ovejas merinas explican el tratamiento árabe de los corderos. Es erróneo simpatizar conmiserativamente, en un día caluroso, con un cordero u oveja sin esquilar. A este respecto, se han llevado a cabo varios experimentos en Julia Creek, en la parte más calurosa de Queensland (Australia). Bajo el aire encalmado del mediodía, los lomos lanudos de los merinos estaban demasiado calientes aun para tocarlos. La diferencia de temperatura entre la parte exterior, abrasadora, de la lana, y sus más frescas profundidades, era de 60-70º F. La temperatura real de la piel era de 106 a 108 º F., aún muy caliente, pero más fresca de lo que hubiese estado sin lana.

BATALLA DE LAS NACIONES

El sol napoleónico se pone en Europa.

Napoleón y sus mariscales fueron técnicamente vencidos por los aliados en esta formidable batalla de Leipzig, donde sucumbieron 60 ó 70.000 de sus adolescentes, y en la que Moreau entregó su vida por el ideal revolucionario de la antigua República francesa.

En noviembre, Napoleón, con el resto de sus tropas, atraviesa el Rin, y regresa a Francia. Empieza la desintegración. La Confederación del Rin es disuelta. Baviera y Sajonia se separan de Napoleón, y Jerónimo Bonaparte es arrojado de Westfalia, al igual que José de España. Los holandeses se sublevan, y Murat, rey de Nápoles, negocia por su cuenta con Austria, tratando de salvar su trono.

MOISÉS

El mito mosaico es interesante por su referencia a Egipto. Estoy de acuerdo con Freud, por lo que se refiere a sus dudas sobre la originalidad del monoteísmo en Israel.

Dado que dentro de las fuentes egipcias no hay nada que nos hable del Éxodo de los "apiru" (ni está fuera de toda duda que los "apiru" fueran hebreos, aunque podemos darlo por bueno en consonancia con lo que asegura el Papiro de Leiden, el Papiro Harris, o la inscripción de trabajadores hebreos en la cantera de Uadi Hammamat), hay que ir con mucho tino al especular sobre este asunto.

Contamos con dos fechas para situar los acontecimientos citados en el Éxodo: el 1497 aC. y el 1223 aC. De ser verdadera la primera, la originalidad hebrea (el monoteísmo) se enclavaría en un período anterior al monoteísmo egipcio de Tell el Amarna. De ser verdad la segunda, tendríamos que situarnos en el reinado de Ramsés II, o de Menefta (uno de sus hijos).

¿Pudo ser Moisés un aristócrata egipcio, con nombre egipcio, y educado en la Corte egipcia, seguidor del dios único Atón? (Aunque en el fondo Egipto fue siempre monoteísta.)

Comprendo que el tema es muy vasto, y lo que digo es sólo un pequeño apunte. No obstante, hay que poner en cuarentena la cronología bíblica.

PRIMITIVO Y CIVILIZADO

Nuestra evolución cultural ha propiciado (proforma) una estandarización de las humanidades que no se corresponde con la realidad. Cuando hablamos de Historia nos referimos a un 25 % escaso de la Historia de la Humanidad. Por ejemplo, cuando nos ocupamos del África Negra consideramos que ésta sólo tiene Historia cuando llega el hombre blanco; lo otro es antropología. Esta forma de hacer Historia nos ha llevado a estados patéticos de la compresión del hombre como causa y efecto.

Los antropólogos buscan sincronías de un pasado "primitivo" y un presente "civilizado", cuando en realidad lo que interesa conocer es lo que une a los pueblos, no lo que los separa. No queremos comprender que entre lo primitivo y lo civilizado no hay diferencias de naturaleza, sino sólo conceptos dentro de un esquema conceptualista.

No creo en el mito del "buen salvaje", pero creo aún menos en el mito del "gran padre blanco". Mi sentido de la Historia consiste en comprender al hombre, y en ese intento no pongo arras. Hay menos de un gramo de diferencia entre la cantidad de melanina que pigmenta a un blanco y un negro.

LA RELIGIÓN

Ni el más sabio de los científicos puede demostrar la no existencia de Dios, ni el más grande de los teólogos puede demostrar su existencia. Creer o no creer es una cuestión de fe, y la fe es una cuestión personal. Por lo tanto, podemos decir que Dios es una individualidad del pensamiento. El creyente y el no creyente tienen la misma lógica de base para manifestar los mismos conceptos. La única diferencia estriba en su argumentación. Marx, Vico, Foucault, Derrida, Barthes, Althusser y tantos otros no parecen haber comprendido que el fenómeno religioso no tiene nada que ver con la religiosidad. Está más cerca un ateo de un creyente, que un creyente de otro creyente.

La Biblia no es la tarjeta de visita de Dios, como muy bien comprendió Nietzsche. De ahí su ataque al único flanco débil de la religión: la moral religiosa.

"Nadie me conoció bajo la máscara, porque nadie sabía que en este mundo hay enmascarados", dijo Pessoa. ¿Tiene Dios una máscara, o es un enmascarado?

EL DILUVIO

El Diluvio es uno de los temas más universales de la mitología comparada. Se lo encuentra mencionado en la Biblia, o en la epopeya sumeria de Gilgamesh, así como en textos griegos, iranios e hindúes, por citar sólo algunos. Egipto merece un estudio aparte, que entraría dentro de los mitos cosmogónicos.

Es evidente que esta coincidencia ha planteado muchas preguntas y que la mayor parte de los arqueólogos están de acuerdo en reconocer que los mitos del Diluvio pueden atestiguar la existencia de hechos reales. La investigación más reciente, confirmada por excavaciones realizadas en Mesopotamia, han permitido encontrar huellas de varias inundaciones sucesivas que tuvieron lugar entre el milenio doce y ocho aC. Todo el mundo parece de acuerdo en que no hubo uno, sino varios diluvios, es decir, varios cataclismos que se fundieron poco a poco en la memoria humana, para transformar este fenómeno en un hecho único.

En cuanto a la naturaleza de este cataclismo, se han propuesto varias hipótesis. La más plausible, lo atribuye a la fundición masiva de glaciares, hacia el final de la última gran glaciación de la era cuaternaria (es decir, hacia el 12000 aC.) Los geólogos han calculado que, por el volumen supuesto de estos glaciares, su fundición debió elevar en trece metros el nivel del mar Rojo y del golfo Pérsico.

La mitología aborda este tema de acuerdo con tres enfoques: el primero podríamos denominarlo histórico, el segundo religioso, y el tercero psicológico.

Como paradigma de la cuestión podemos tomar el Diluvio Universal bíblico. Lo de "Universal" hace referencia a su carácter planetario.

El término "geomitología", acuñado por Dorothy Vitaliano, va introduciéndose cada vez más entre los geólogos y los estudiosos de los mitos.

Estas tradiciones están tan extendidas que muchos las consideran una "memoria racial", de alguna inundación catastrófica que afectó simultáneamente a porciones considerables del mundo. ¿Soporta la evidencia geológica algunos de estos puntos?

Cuando la geología comenzaba a surgir como ciencia, no existía ninguna duda. Los primeros geólogos afirmaban que los fósiles existentes en las rocas sólidas, actualmente muy por encima del nivel del mar, fueron dejados allí por la inundación de tiempos de Noé. Sin embargo, pronto se admitió que las rocas que contenían fósiles marinos habían sido depositadas muy lentamente, a lo largo de prolongados períodos, que comenzaron hace cientos de millones de años: las formas marinas más antiguas datan del Precámbrico, hace más de 600 millones de años. También resultó evidente que la superficie de la Tierra nunca había estado completamente sumergida. Recordemos que seguimos llamando "diluviales" a esos depósitos, y que apodamos como "diluviano" al tiempo en que se produjeron.

No me voy a extender más por los avales geológicos, que demuestran que nunca existió un Diluvio universal.

El Diluvio de la Biblia está inspirado en el mito sumerio de Gilgamesh. La historia bíblica es demasiado conocida. Lo que no es tan conocido es que la versión del Génesis fue recopilada por algún ignoto editor; que consta de dos narraciones, no por completo consecuentes. Una de ellas proviene de los documentos yahavistas, y otra de una fuente "sacerdotal".

La versión babilónica es prácticamente idéntica, excepto en que el nombre del personaje principal es Utnapishtim. La "historia de Utnapishtim" está incorporada en la épica de Gilgamesh, recordada en tabletas desenterradas en Nínive (biblioteca de Ashurbanipal). Se han encontrado bastantes fragmentos y textos de versiones más antiguas en distintos lugares, lo que prueba que la versión de Ashurbanipal se basa en un relato sumerio que se remonta alrededor del 3400 aC., y en el cual el héroe principal se llama Ziudsuddu.

Al principio, se pensó que los hebreos podían haber conocido esta historia cuando estuvieron cautivos en Babilonia (bajo el reinado de Nabucodonosor), pero el relato del Génesis en su forma más antigua, es decir, en los documentos yehovísticos, se cree que fue escrito en el siglo VIII o IX aC.

Por lo que se refiere al diluvio griego de Deucalión, ésta es la única versión griega en la que se afirma que fue verdaderamente universal. Deucalión, hijo de Prometeo, era un rey de Tesalia. Cuando la Humanidad se comportó de un modo malvado, Zeus decidió destruir el mundo. Prometeo se lo advirtió a Deucalión, que era un hombre piadoso y bueno, y le aconsejó construir una gran barcaza de madera, y llenarla de provisiones. Llovió durante nueve días y nueve noches, y las aguas crecieron tanto que sólo la cumbre del monte Parnaso se mantuvo sobre el nivel del agua. Deucalión, y su mujer Pirra, flotaron a salvo en su barcaza, que finalmente se varó sobre el Parnaso cuando las aguas retrocedieron.

Tan sólo desembarcar dieron gracias por su salvación y le rogaron a Zeus que aliviara su soledad. Zeus les ordenó que lanzaran tras de sí los "huesos de su madre". Interpretando Deucalión que ésto debía equivaler a las piedras, los huesos de su madre Tierra, ambos arrojaron piedras detrás de ellos y cada una de ellas se transformó en un hombre o en una mujer. Deucalión y Pirra tuvieron un hijo que llamaron Helén, del que nacieron los antecesores de los griegos (helenos).

Los griegos, incluido Aristóteles, aceptaban el Diluvio de Deucalión como un hecho histórico. Un pilar de mármol hallado en la isla de Paros anota una lista de los reyes de Grecia y la fecha de sus reinados (con una cronología no homérica), según la cual el diluvio de Deucalión tuvo lugar alrededor del 1539 aC. Sin embargo, las fechas del mármol de Paros son, para los acontecimientos más antiguos, un poco más antiguas que las estimadas en las genealogías existentes, ya que, de acuerdo con éstas, Deucalión vivió alrededor de dos generaciones más tarde, y la inundación se produciría en torno al 1430 aC.

Manetón, por su parte, afirmó que el Diluvio de Deucalión se produjo durante el reinado de Thutmosis III (1490-1439 aC.)

Los arqueólogos que han estudiado el suelo mesopotámico se han encontrado frecuentemente con pruebas de grandes crecidas, tanto en el Tigris como en el Éufrates. En Ur, a la altura de El Obeid, se halló una caja de cieno producida por una inundación de tres metros de espesor.

En el caso griego, por las fechas que manejamos, son sincrónicas con las grandes perturbaciones sísmicas y volcánicas de la explosión de la isla de Thera (actual Santorini).

La memoria racial en este caso no es otra cosa que catástrofes locales, inundaciones, tsunamis, volcanes, fenómenos naturales, que posteriormente relatados constituyen el mito.

El mito religioso casi siempre tiene un fondo iniciático lleno de símbolos: los laberintos como en el mito egipcio o minoico, los caminos como los de Santiago, o los lugares y templos sagrados, como Stonehenge.

En realidad, las leyendas sobre diluvios universales, aparte del caso griego, son sumamente raras en Europa. Hay una referida a Gales, otra a Lituania, dos en la mitología nórdica, una en Transilvania, y otra en los Voguls. Pero aparte de las nórdicas, las demás tienen una clara contaminación bíblica.

Resulta curioso que no haya leyendas de inundaciones entre los egipcios. Es igualmente sorprendente que no existan en Egipto inundaciones desastrosas, aunque yo (con modestia) puedo dar una explicación muy poco razonada en los libros de egiptología: me refiero a los sistemas de drenaje construidos en tiempos muy antiguos por los faraones. Paralelo al curso del Nilo se hicieron grandes canales, de forma que en las grandes crecidas sirvieron para contener y mejor aprovechar el agua.

EGIPTO Y LA EXPLOSIÓN DEL VOLCÁN THERA

Los egipcios no fueron ni mucho menos ajenos a lo sucedido en Thera. Es más, muy posiblemente ellos sufrieron sus efectos en el delta en forma de tsunami. Transcribiré una parte del papiro Hermitage, hoy en Leningrado:

"El Sol queda velado y no brilla a la vista del hombre. Nadie puede vivir cuando el Sol quea velado por las nubes.

Nadie sabe que es el mediodía... Su sombra no se percibe. No hay brillo cuando él [el Sol] está oculto... Está en el cielo con la Luna.

El río está seco, incluso el río de Egipto.

El viento del Sur soplará contra el viento del Norte".

No hay textos que se refieran a esta época particular de la historia egipcia, alrededor de la dinastía XVIII. Se ha dicho que muy poco de la literatura de esta época se ha preservado, debido a que Akhenatón (Amenofis IV), con sus ideas monoteístas, ordenó destruir la totalidad de las antiguas escrituras, en un esfuerzo por borrar toda mención de los nombres antiguos.

Egipto está aproximadamente a 500 millas marinas de Thera, y precisamente en el paso de los vientos dominantes del Noroeste, no pudo dejar de experimentar una serie de espectaculares manifestaciones de este cataclismo.

Vivo en la creencia de que fue en el Minoico tardío cuando se produjo el cambio más drástico. De pronto, el desastre parece haber golpeado en todas partes: Kato Zakros, Palaikastro, Moclos, Pseira, Gurnia, Nirou Khani, Malia y Amriso, o la misma Hagia Triada. Ello está muy bien datado por los sedimentos de lava y ceniza.

ESTRUCTURA SUMERGIDA DE YONAGUNI

Esta supuesta ciudad sumergida está asociada a los mitos de las civilizaciones perdidas en el Océano Índico (o en el Pacífico), que muchos han identificado con Mu (o Lemuria).

Pero dejando de lado lo mitológico, intentaré entrar en su constatación histórica. Hasta la fecha, todas las estructuras conocidas se encuentran en las costas de Okinawa, así como en varias islas del archipiélago Rykyu, en Japón. La más espectacular de ellas no fue descubierta hasta hace poco, y se encuentra en la costa sur de la isla Yonaguni (una isla de aproximadamente 40 kilómetros cuadrados), localizada al este de Taiwan y al oeste de las islas Ishigaki e Iriomote, en el mar de China.

Últimamente se ha venido aclamando esta estructura como el "edificio más antiguo del mundo" (Baront, 1998). De hecho, posee la forma de un "zigurat", y geológicamente ha podido ser fechada alrededor del 8000 aC., lo que la convertiría en uno de los más importantes descubrimientos arqueológicos de los últimos 50 años. Si bien yo mantengo mi escepticismo sobre el particular (la ausencia de envidencia no es evidencia de ausencia).

El doctor Masaaki Kimura, profesor del Departamento de Ciencias Físicas y Terrestres de la Universidad de Ryukyu, ha desarrollado un proyecto cartográfico submarino de dicho "monumento". Basándose en los resultados obtenidos durante su investigación, Kimura ha llegado a la conclusión de que el Monumento Yonaguni es en su totalidad una estructura artificial. Si efectivamente estuviera en lo cierto, constituiría el testimonio de una civilización hasta ahora desconocida, de muy temprano desarrollo y altamente sofisticada.

Sin embargo, los análisis confirmaron que Yonaguni está compuesto predominantemente de areniscas y arcillas, que varían desde la textura media hasta la muy fina (perteneciente al grupo Yaeyama del Mioceno Inferior, y depositadas hace unos 20 millones de años). Estas rocas contienen numerosos planos de estratificación, paralelos y bien definidos, a lo largo de los cuales las capas se exfolian fácilmente. Las rocas de este grupo también están entrecruzadas por numerosas junturas y fracturas paralelas y verticales (respecto a los planos horizontales de estratificación de las rocas).

No debemos olvidar, asimismo, que el Monumento Yonaguni yace en una región propensa a los terremotos, y que éstos tienden a fracturar las rocas de manera regular.

No hay ninguna prueba en la superficie Yonaguni (tales como marcas de herramientas sobre las rocas, o bloques tallados que hubieran sido desplazados) que ratifique su condición antrópica.

Por otra parte, en la región montañosa de Honshu se han encontrado vestigios de una civilización desconocida. Cerca de la ciudad de Ena, en la prefectura de Gifu, se extiende un frondoso bosque en el que emerge una pirámide de piedra perfectamente gravada en granito. Mide cerca de dos metros de alto, por tres y medio de ancho en su base. Su existencia fue hecha pública en el boletín de la Japan Petrograph Society.

MEDICINA EN GRECIA

Las dos obras de Micandro de Colofón (el Theriaka y el Alexipharmaka), escritas durante el reinado de Atala III de Pérgamo (siglo II aC.), son los textos griegos más antiguos sobre toxicología, y no dejan de tener el arcaísmo propio de la primera medicina griega no empírica. Otros trabajos de ese tipo son atribuidos a Mitrídates, Critón (el médico de Trajano), y Andrómaco (el médico de Nerón).

Ni corto de perezoso, he consultado las traducciones disponibles de los papiros médicos egipcios (el papiro Ebers, el papiro Edwn Smith, el papiro Herst, el papiro Erman, el papiro Berlín y el Beatty VI) y, véase por donde, las formulaciones mágicas y ciertos remedios son tremendamente parecidos.

En realidad, la medicina griega contenía muchos elementos derivados directa o indirectamente de Egipto. Las dos escuelas griegas más famosas fueron las de Cos y Cnidos. La primera trataba las enfermedades como trastornos del cuerpo normal y sano, y confiaba el alivio a la vis medicatrix naturae. La de Cnidos estudiaba cada enfermedad y buscaba remedios específicos. En cierta medida, Hipócrates sólo es una culminación de lo precedente.

LAS CIENCIAS SOCIALES

¡Veamos! Phileas Fogg, el protagonista de "La vuelta al mundo en ochenta días", se casó con la bella india Aouda, a la cual salvó de una muerte absurda. Pero no sólo Phileas Fogg es, en cierto sentido, un palindromo de cuarta potencia; casi todos los personajes de Verne lo son. Vengo a decir esto, porque los compendiadores históricos han convertido al hombre en el Homo Palindromus. Lo han cuadriculado de tal forma, que han tratado, como Ramón Llull, de meter en un Ars Magna todas las reglas y cualidades.

Señálese un solo libro que tenga realmente cohesión y moveré el mundo. Relatar hechos no es cohesionar ideas. Nunca he visto tantos universitarios poner los pies donde otros pretenden sentarse. La formación que se imparte consiste en conocer, no en saber.

La ciencia parece una jaula de grillos. Todo se ha inventado, y todo se sabe, pero en todo el mundo las medicinas más recetadas y vendidas son los antidepresivos. Las humanidades llevan siglos con una retahíla de puntos comunes. Los sociólogos, economistas, psicólogos, y otros han inventado la máquina del tiempo: han puesto nuevos nombres a las cosas que ya se conocían, como "patrón" al "amo", y "proletario" al "esclavo". El Sr. Freud introdujo la mitología griega en la psicología, y aquí paz y después gloria.

Si el cuadro no es tan negativo como lo pinto, se debe a un solo hecho: me refiero a la tozuda existencia de locos y héroes, no doblegados a ese estado de cosas. Lanzando nuestras redes y tridentes a los tronos y a los césares, como un día lo hizo Espartaco, somos gladiadores en las arenas del destino.

HISTORIA Y AGRESIVIDAD

Lambroso, Garófalo, Merkel y Spencer hablaron con distintos criterios del agresor nato. Sus teorías produjeron penetrantes impactos, como posteriormente Dart o Broom. Pienso que en todos esos discernimientos hay algo de verdad, por no decir mucha verdad. La Historia no deja de ser un baño de sangre, solamente matizado por conductas individuales.

El Proceso de Nuremberg, uno de los símbolos del siglo XX, no ha rectificado sustancialmente la conducta política, ni la conducta humana de los pueblos.

Prosigue la agresividad, prosigue el odio. Existe el culto a la destrucción, y se perfeccionan los medios capaces para lograrla. Por otro lado, estamos en vías de convertir Internet en un cerebro social.

Seguimos sin saber a dónde nos llevará la ciencia (ni los propios científicos lo saben). Hay un divorcio abismal entre la forma y manera de nuestra naturaleza, y la de nuestros conocimientos.

La idolatría por el poder y el dinero es casi la única creencia que reina -imperativamente- en nuestras sociedades. El espíritu de los grandes ideales ha sido asfixiado. En este aspecto prefiero la Grecia del siglo de Pericles.

INTERPRETACIONES DE LA "MARI SARMIENTO"

No se sabe quién fue la Mari Sarmiento. Hay quien supone que ese nombre es un apelativo genérico, como muchos otros, que equivaldría a "marimacho", "marisabidilla", "marizápalos"... Para algunos lingüistas, como Julio Cejador, Mari Sarmiento significó en otros tiempos "mujer delgada" (flaca como un sarmiento). Y de ahí el refrán: " Mari Sarmiento, que fue a cagar y se la llevó el viento".

LOS NACIONALISMOS

Como fenómeno, tan cultural es la fiesta del Dragón en China como la de San Fermín en España. Puedo estar en contra de algunos ritos bárbaros y crueles (la tauromaquia puede ser uno de ellos), pero ello no deja de ser una cuestión de ética personal. Por ello mismo estoy en contra del boxeo, pero no del teatro japonés.

En el nacionalismo hay una tremenda carga burguesa y conservadora, muy manejada por los que dicen llamarse "padres de la patria", que dejan que los demás se maten entre ellos en su propio beneficio. Considero que el pensamiento nacionalista es intrínsecamente estrecho, en el orden de sus cualidades políticas y sociales.

No creo en culturas localistas ni en pueblos elegidos. Todos vamos en el mismo tren, y de lo que se trata no es de de crear compartimentos de primera, de segunda y de tercera, sino de que podamos sentarnos todos.

PREHISTORIA DEL JAPÓN

En el pasado de la Tierra, la cadena insular japonesa estuvo temporalmente unida al continente asiático por Corea, Manchurria y el sur de China. Más tarde esta zona se hundió, y volvió a emerger en el período glacial (el Pleistoceno). Hasta hace poco se creía que en las islas niponas el hombre no apareció antes del final de la última fase glacial, hacia el 5000 aC., pero las investigaciones de vanguardia demuestran una presencia muy anterior.

En el Japón se han encontrado picos, puntas y raspadores de sílex en varios lugares, aunque su datación es difícil, ya que en la mayoría de los casos se tratan de hallazgos a ras de tierra. En los años setenta se descubrió un yacimiento que sin duda alguna pertenece al Paleolítico Superior. En el lago Nojira, en la meseta central del Hondo, aparecieron utensilios de piedra y hueso junto a colmillos del llamado "elefante de Naumann", que probablemente llegó al Japón durante el Pleistoceno medio desde el continente asiático. Este yacimiento tiene una antigüedad de unos 30.000 años, y demuestra que el Japón fue ocupado por el hombre más o menos al mismo tiempo que América.

Las culturas de industrias microlíticas datan del Mesolítico. Pero son los hayazgos del Neolítico los que nos ofrecen una imagen más definida del desarrollo del antiguo Japón. Obviamente, me refiero a la cultura Jômón.

CUADRADO DE LETRAS

R O T A S

O P E R A

T E N E T

A R E P O

S A T O R

Este cuadrado de letras se ha encontrado en muchos lugares: en Pompeya o tan lejos como en Cirencester (Inglaterra). A primera vista, carecen de sentido, pero al disponerlas de distinto modo se revelan maravillas.

NAPOLEÓN (Y LOS AMIGOS)

"Que Dios me guarde de mis enemigos, que de mis amigos me guardo yo". Napoleón dixit.

EL FALSO EMBARAZO DE MARÍA TUDOR

Durante unos cuantos meses, entre 1554 y 1555, María Tudor, reina de Inglaterra y esposa de Felipe II, estuvo encinta. O al menos eso creía la soberana. Se dice que llegó a sentir los movimientos fetales (sin duda, de las asas intestinales). Para adelantar el parto, se pasó muchas horas sentada en el suelo, con las rodillas bien apretadas, hasta que llegó a convencerse de la triste realidad.

Cuando el cardenal Pole, Legado Pontificio, leyó ante las Cámaras de los Lores y los Comunes el perdón que el Papa otorgaba a Inglaterra tras la abjuración de sus errores anglicanos, concluyó con el anuncio del Arcángel a la Virgen: "Ave María, gratia plena, et benedictus fructus ventris tui". La soberana, pocos días después, le escribía: "Al oíros, una criatura se ha movido en mi seno".

María Tudor contaba 38 abriles. Si nos atenemos al comentario del futuro Príncipe de Éboli ("Era mucho mayor de lo que nos decían") podemos pensar que el retrato hecho por Antonio Moro no correspondía a esas fechas.

Se conserva en el British Museum su Libro de Oraciones, con unas páginas amarillentas debido a sus lágrimas. En ellas hay escritas dos plegarias: una por la unidad de la Iglesia Católica, y otra por el parto feliz de una mujer encinta.

Al poco tiempo de la boda, María creyó estar embarazada. Le había desaparecido la regla, empezó a aumentar el tamaño de su vientre, y notaba una serie de molestias que auguraban una próxima maternidad. Aunque se fatiga, tiene vómitos y fiebre, y un año después de la marcha de su marido, no es capaz de pasear por sus jardines. En agosto de 1558 ya no puede abandonar el lecho. Mientras celebraban misa falleció, veinte días después que Carlos V de Alemania (I de España) en Yuste.

¿Pudo ser a causa de una tuberculosis peritoneal con líquido ascílico? Sin tratamiento presenta una evolución crónica o progresiva, y en caso de curación espontánea, siempre origina alteraciones peritoneales y ováricas. ¿Cómo se producen estos falsos embarazos? Fuertes presiones de tipo psíquico pueden afectar los centros hipofisiarios, segregando ciertas hormonas importantes durante la gestación, lo cual produce alteraciones en el ovario y en la mucosa uterina. El caso de María Tudor no es, ni mucho menos, un caso único.

MUERTE DE LUIS XVII

Separado el 3 de julio de 1793 de su madre, de su hermana y de su tía, fue entregado al zapatero Simón, quien bajo el pretexto de que Juan Jacobo Rousseau había dicho que un príncipe no es más que un hombre, y que todo hombre ha de aprender un oficio, obligó al descendiente de San Luis a producir zapatos. En un principio el delfín se negó a ceder ante las exigencias del brutal zapatero. Más tarde, el ayuntamiento concedió a Simón amplias facultades sobre el príncipe, a quien se le conocía con el sobrenombre de "lobezno".

Así, recurrieron al vino y a los licores, y de este modo llegaron a dominar la voluntad y energía del príncipe, que no podían vencer de otro modo. Embriagaban al pobre niño, y después le enseñaban canciones contra la reina, juramentos groseros y palabras obscenas, de forma que su desgraciada madre le oyó cantar más de una vez el "Ça ira" y "Madama veto".

Cuando fue a verle el comisionario Harmand, el príncipe ofrecía señales de raquitismo: sus piernas y sus muslos eran largos y delgados. Lo mismo que sus brazos, su cuerpo era pequeño, su pecho hundido, y sus hombros estrechos.

Meses después llegó al punto de no poder tragar los medicamentos que se le recetaban. Afortunadamente su dolencia, a pesar de que era mortal, no le hacía sufrir mucho. Pero después de muchas crisis, la fiebre se apoderó de él para no abandonarle más. El 9 de junio de 1795 lanzó el último suspiro. Tenía diez años de edad.

 

 Volver