José Luís Espejo - El enigmático pueblo Hopi de Arizona

El enigmático pueblo Hopi de Arizona

 

        Arqueólogos y antropólogos ortodoxos sostienen que los indios Hopi, como otras etnias de raza mongoloide, llegaron al continente americano en un tiempo indeterminado, tras atravesar el “puente de tierra” del actual estrecho de Bering (que entonces estaba emergido). Pero los Hopi discrepan de esta versión: como los polinesios, alcanzaron América por mar, saltando de isla en isla. Y lo que es más importante: su tradición los relaciona, en cierto modo, con antiguas culturas del Viejo Mundo; con los sumerios, pero también con los hebreos.

 

Para la sabiduría convencional, la nación Hopi, que habita en tres “mesas” del Estado de Arizona, en el Suroeste de los Estados Unidos de Norteamérica, forma parte del grupo de etnias “shoshones” (literalmente, “serpientes”) que hablan variantes de lenguas amerindias conocidas como “utoaztecas”, dentro de las cuales cabe hallar asimismo el “nahuatl”, idioma de los antiguos aztecas, o mexicas.

Los Hopi (o Moki, como también son conocidos) forman parte de las naciones “Pueblo” que se desarrollaron entre los siglos XI y XVI en la región de los modernos estados de Colorado, Arizona, Nuevo México y Utah. Son descendientes de una rica cultura, conocida como Anasazi, que construyó grandes recintos ceremoniales, tales como Mesa Verde o Pueblo Bonito.

Los Hopi se precian de ser la nación más vieja de Norteamérica; y a decir verdad, puede haber algo de cierto en ello, puesto que ocupan el lugar habitado más antiguo de los Estados Unidos: Oraibi. Tanto su estructura social como su lenguaje conservan numerosos arcaísmos, con un régimen de descendencia matrilineal (a diferencia de los aztecas, patrilineales) y un idioma con vocablos antiquísimos, o que simple y llanamente no se encuentran en otros dialectos utoaztecas.

Los Hopi recitan canciones en una lengua que dicen no entender. De acuerdo a los expertos, se trataría de “préstamos” de la vecina lengua Tewa, o Keresan. Pero luego veremos que estos “préstamos lingüísticos” van mucho más allá del ámbito amerindio. Algunos lingüistas los encuadran en una protolengua llamada “Nostrática”, de carácter universal, de la que algunas palabras Hopi serían auténticos “fósiles vivientes”.

Éste sería uno de los muchos indicios que hacen pensar que los Hopi podrían ser, quizás, el “pueblo elegido” de las Américas.

 

Índice:

 

La Biblia Hopi

El Génesis Hopi

El Éxodo Hopi

Homologías con la mitología amerindia

Símbolos universales

Conexiones no tan improbables

El Kiva, un punto de encuentro universal

Anexo 1: Analogías entre la lengua hopi y la sumeria

CUADRO 1: LOS HOPI ATRAVIESAN EL OCÉANO PACÍFICO

CUADRO 2: UNA PRUEBA DEL PERIPLO NÁUTICO DE LOS HOPI

BIBLIOGRAFÍA

 

Para leer este artículo en su integridad pulsa aquí:

Temas de Historia Oculta. Nuestro pasado robado.