José Luís Espejo - El nacimiento de la Cábala

El nacimiento de la Cábala

 

Cuando varias personas dialogan sobre temas abstrusos o complicados se dice que “hacen cábalas”. Dicha expresión coloquial alude a una imagen un tanto frívola del esoterismo hebreo. Pero los cabalistas estaban muy lejos de tomarse a la ligera sus tradiciones.

La Cábala (de qahbalah, “recibir”) continúa una labor iniciada por los recopiladores de la Mischna (Ley Oral) y la Guemara (Tradición), que tuvo como resultado el Talmud (la Instrucción, o la Enseñanza). Según los entendidos, es una consecuencia necesaria del estudio de la Torah (los cinco libros de la Biblia hebrea, conocidos como Pentateuco). El desarrollo de la Tradición hebrea (escrita y oral), así como la influencia de la doctrina gnóstica en boga en los tres primeros siglos de nuestra era, está en la base de aquellos textos que prefiguraron lo que un día sería la Cábala: la Merkavah (el “carro de fuego” con el que el profeta Elías subió al “Trono de Gloria”), el Sefer Yetzirah (“Libro de la Formación”), y el llamado Libro 3 de Henoc (Apocalipsis hebreo de Henoc).

Índice:

¿Qué es la Cábala?

Nacimiento en Provenza

Desarrollo en Cataluña

Consolidación en Castilla

Cuadro 1: Los símbolos judíos

Cuadro 2: El Museu d’Història dels Jueus, de Girona

Cuadro 3: El nacimiento de la Cábala

 

Para leer el artículo entero:

Temas de Historia Oculta (2). Las doctrinas prohibidas