José Luís Espejo - Las otras Atlántidas

Las otras Atlántidas

 

Sobre el relato platónico de la Atlántida es mucho lo que se ha escrito. Junto con la historia bíblica del Edén es el “mito de los orígenes” por antonomasia. Es un “megamito”, puesto que constituye un crisol del que emanan otros mitos. Los círculos ocultistas de carácter hermético lo han convertido en la fuente de la Prisca sapientia (sabiduría primordial), punto de partida de la cadena de la Tradición, y de la Filosofía perenne.

Por lo general se suele afirmar que el mito platónico de la Atlántida tiene carácter único: nacería y moriría con Platón (428-347 aC.). Este filósofo griego, discípulo de Sócrates, y autor de numerosos Diálogos en los que participaron los más insignes representantes del pensamiento ateniense de su época, ha sido considerado la “fuente primigenia” del relato.

Según algunos estudiosos, el mito de la Atlántida pretendería ejemplificar de forma fabulada las teorías de Platón acerca del buen gobierno de la República. En el Timeo hace referencia a su libro La República, en el cual recrea una sociedad perfecta. También es común afirmar que el mito de la Atlántida constituiría una alegoría de la victoria de su pequeña pero poderosa república (Atenas) sobre el imperio bárbaro de los persas (que haría el papel de reino atlante). Pero el caso es que Sócrates reitera, ante Critias (el narrador de la historia), que un antepasado de este último (Solón) había considerado dicha historia “como algo verdadero”.

En resumidas cuentas Platón explica, en el Timeo y en el Critias, que nueve mil años atrás una coalición de naciones liderada por Atenas habría derrotado a un reino todopoderoso, la Atlántida, el cual pretendía imponer su hegemonía en África y en Europa, partiendo de su base más allá de las columnas de Hércules. Este imperio habitaba una isla más grande que Libia (norte de África) y Asia (Anatolia) juntas. En un principio se condujo con sabiduría y virtud, pero con el paso del tiempo su primitiva naturaleza divina (no en vano, fue fundado por el dios del mar, Poseidón) mutó en una grosera naturaleza humana, y sus virtudes se transformaron en vicios. Fue entonces cuando se produjo la guerra de conquista, que Atenas consiguió atajar, y cuando, tras un día y una noche terribles, desapareció de la superficie del mar este reino fabuloso, arrastrando tras sí al ejército ateniense. Su lugar fue ocupado por una ciénaga de lodo intransitable.

Éste es el resumen abreviado del mito. ¿Pero qué hay de verdad en todo ello? Y sobre todo, ¿fue Platón el primero en contar esta historia? En este artículo pretendo explicar que ello no es así. El filósofo griego se basó en fuentes diversas, tanto griegas como extranjeras, para desarrollar un relato no del todo original. Comencemos.

 

Índice:

 

¿ES VERÍDICO EL RELATO DE LA ATLÁNTIDA?

ATLANTIS VERSUS EDÉN

OTRAS VERSIONES DEL MITO

UNA TRADICIÓN UNIVERSAL

LOS REYES ANTEDILUVIANOS

LOS ÚLTIMOS ESLABONES

NUEVAS EVIDENCIAS

CUADRO 1: UN ORIGEN COMÚN

CUADRO 2: LOS ANNUNAKI

CUADRO 3: EL DILUVIO SEGÚN LEONARD WOOLLEY

BIBLIOGRAFÍA

 

Para leer este artículo en su integridad pulsa aquí:

Temas de Historia Oculta. Nuestro pasado robado.